El hospital de Bariloche se conecta con otros siete centros de salud del país

El ministro de Salud de Río Negro firmó un convenio para mantener conectado al hospital Ramón Carrillo con otros centros de salud de mayor complejidad como el Garrahan y El Cruce. Los médicos podrán consultar a otros profesionales del país mediante videoconferencias.


Los médicos del hospital de Bariloche estarán en contacto con profesionales de otros centros de salud de todo el país a partir de un sistema informático que el Ministerio de Salud de Río Negro incorporará próximamente.

El ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib; el presidente del Consejo de Administración del Garrahan, Carlos Kambourian; Julio Harris, del Consejo de Administración de El Cruce, y Jorge Menehem, presidente de Fundación Garrahan, firmaron convenios “para profundizar el desarrollo del trabajo en red y de la telesalud en la provincia, para mejorar el acceso a la salud de los rionegrinos”.

Una vez implementado el sistema, se crearán Oficinas de Comunicación a Distancia (OCDs) y consultorios virtuales para trabajar colaborativamente y en red.

Así, podrán consultar a hospitales de mayor complejidad, como el Garrahan, en el caso de niños y El Cruce. Al mismo tiempo, el objetivo es que puedan ampliar el modelo y conectar otros centros al interior de la provincia, para que los de menor complejidad también puedan integrarse a la red.

Con la instalación de la plataforma de consultas de telesalud, desarrollada en conjunto con el Ministerio de Modernización de la Nación, que ya usan en red más de 170 efectores de todas las provincias, realizarán interconsultas según niveles de complejidad y normas de confidencialidad y seguridad.

Asimismo, con los equipos y software de videoconferencia que ya instaló el Garrahan en las últimas semanas, los médicos, profesionales, técnicos y administrativos de los hospitales de la provincia podrán participar de todas las actividades de teleeducación que ofrece la red de OCDs y generar trabajos colaborativos de telegestión con instituciones de todo el país. En este sentido, se apunta a fortalecer cada uno de los centros que integran la red y el trabajo colaborativo a distancia, para reducir las derivaciones innecesarias de pacientes, el desarraigo, la pérdida de días de clase y de trabajo que ocasionan los traslados y, en última instancia, democratizar el acceso a la salud más allá del lugar en que vivan los pacientes.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.