Condena a empresa por mal mantenimiento de un paso a nivel

La empresa que tiene la concesión de la línea férrea entre Ferri y Cipolletti fue condenada en el fuero Civil por el deficiente mantenimiento de un paso a nivel. El conductor de un Ford Escort murió luego de embestir a una locomotora y su familia impulsó el reclamo. Se determinó que el 75% de la responsabilidad fue de la propia víctima, aunque se comprobaron omisiones por parte de Ferrosur Roca S.A.

Las pericias determinaron que el hombre fallecido manejaba a más de 20 kilómetros por hora, que es la velocidad máxima determinada por la ley de Tránsito para el cruce de vías. La misma normativa establece que la prioridad de paso de la derecha se pierde ante la circulación de máquinas ferroviarias.

La sentencia, que es de primera instancia y aún no está firme, concluyó que, de haber conducido a una velocidad adecuada, las chances de finalizar embistiendo al tren hubieran sido menores y quizás hasta nulas. El hombre murió dos días después de haber sido arrollado por la locomotora. Iba a bordo de un Ford Escort blanco. La demanda civil se inició en 2016.

Sobre la base de las pruebas aportadas, la responsabilidad en el incidente vial fue distribuida en un 75% para el conductor del coche y un 25% para la empresa Ferrosur.

La familia del hombre fallecido argumentó que el paso a nivel estaba mal señalizado y que había una Cruz de San Andrés de madera, despintada y sin mantenimiento. También adujo que el galpón del frigorífico que funciona en las inmediaciones obstruye la visibilidad. El incidente fue de madrugada y no existía ninguna señal vial con funciones refractarias, consignaron.

Surge de las conclusiones del fallo que “se encuentran suficientes indicios de la falta de cumplimiento de un modo total, seguro y adecuado de las señales requeridas, desde que no fue comprobada que además de la Cruz de San Andrés existieran las otras dos que sí se evidencian en las fotografías actualizadas por la perita (…) no está tampoco comprobado que existiera el cartel en forma de triángulo con la imagen de la locomotora que indica el paso de tren, ni de velocidad máxima, ni menos que estuvieren en condiciones para la función para la cual estaban destinados. Omisiones que con posterioridad al siniestro fueron saldadas, ya que de las imágenes más recientes se observa un cartel nuevo ubicado con la señal de pare y de precaución cruce ferroviario, el cartel en forma de triángulo pintado y la Cruz de San Andrés sin modificaciones”.

A esas circunstancias se le sumó el hecho de que la firma no probó que la formación ferroviaria hubiera accionado la bocina en tiempo y forma para anunciar su presencia a los vehículos y transeúntes.

La condena civil por el 25% de responsabilidad que se le atribuyó a la empresa representa la suma de 3.193.120 de pesos más intereses. Ese es el monto que percibirá la familia del hombre fallecido.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *