Gualberto Solano declaró en el juicio contra los policías

Con la declaración testimonial de Gualberto Solano, padre de Daniel Solano, y de los primeros cuatro testigos de identidad reservada, continuó en General Roca la tercera jornada del juicio oral y público por la privación ilegítima de la libertad y homicidio calificado del trabajador salteño en la localidad de Choele Choel.

En el comienzo de la audiencia, se dio lectura integral al auto de apertura a juicio que oportunamente dictó el ex juez de Instrucción subrogante de la causa, Julio Martínez Vivot, y tras ello se habilitó a las partes el planteo de “cuestiones previas”.

En ese punto, todos los defensores de los siete policías imputados coincidieron en solicitar la declaración de nulidad parcial de la requisitoria de elevación a juicio formulada por la parte querellante, alegando una violación al principio de congruencia por la mención de hechos y calificaciones legales que no habían sido invocados en las etapas previas del proceso penal.

Tras un cuarto intermedio el Tribunal integrado por los jueces María Evelina García Balduini, Oscar Gatti y Gastón Martín resolvió hacer lugar parcialmente al pedido, dejando aclarado que la acusación sobre la existencia de una supuesta “asociación ilícita” en torno al hecho, manifestada por la querella en distintos tramos de su requisitoria, no forma parte de la acusación formal de este proceso.

El siguiente bloque fue la declaración indagatoria de los siete imputados. Todos ellos hicieron uso de su derecho de abstenerse de declarar y brindaron, en algunos casos, rectificaciones de domicilios o datos personales.

Posteriormente se dio inicio a las declaraciones testimoniales. El padre de Daniel Solano fue el primer en responder a las preguntas de las partes y luego comenzaron a declarar las personas que, hasta este último momento, tuvieron la calidad de testigos de identidad reservada.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.