Comerciantes de Villa la Angostura solicitan reunirse con el Director de Rentas

“La verdad que ya llegamos a un punto que no se puede sostener esta situación”, lamentó la presidenta de la Cámara de Comercio.

La presidenta de la Cámara de Comercio de Villa La Angostura, Mónica González, dijo esta mañana que pidieron por intermedio del intendente Guillermo Caruso una reunión urgente con el director provincial de Rentas, Juan Martín Insua, para que conozca la situación que viven los comerciantes locales por el aumento de la alícuota de los Ingresos Brutos.

“La situación es intolerable”, afirmó González en declaraciones a La Angostura Digital. “Estamos sumamente preocupados por esta situación y estamos intentando tener una reunión con el director de Rentas de la provincia, queremos que baje a la localidad. Le pedimos al intendente que lo traiga”, sostuvo.

Dijo que el aumento que el gobierno provincial dispuso sobre Ingresos Brutos “nos afecta directamente porque es un impuesto que va directamente sobre la facturación”. “Es un impuesto totalmente distorsivo”, aseguró González.

Recordó que el gobierno provincial dispuso aumentar del 3 al 5 por ciento la alícuota del impuesto de Ingresos Brutos. Y cuestionó la decisión de la Provincia de eximir del aumento a los comercios que facturen menos de 3 millones de pesos anuales, porque lo consideró bajo. “Cualquier kiosco que trabaja bien factura más de eso”, afirmó.

González afirmó que el aumento “es imposible pagarlo” y recordó además que el municipio aplicó el incremento de la tasa de seguridad e higiene que deben pagar los comercios y aumentaron todos los servicios.

“La verdad que ya llegamos a un punto que no se puede sostener esta situación”, lamentó la presidenta de la Cámara de Comercio.

Recordó que vienen pidiendo a nivel nacional y provincial y en todos los ámbitos una revisión integral de los impuestos, sobre todo, en aquellas zonas de frontera del país que deben competir por ejemplo con Chile, “pero como respuesta nos aumentaron todo”. “Estamos preocupados y enojados”, resumió.

“Nunca jamás se sentaron a hablar con nosotros. Lo único que les interesa es que los números les cierren, pero a nosotros no nos cierran los números. Así la cosa no puede seguir funcionando”, sostuvo.

“Nos están asfixiando”, aseguró. Dijo que al 5 por ciento de Ingresos Brutos sobre la facturación hay que sumarle el pago del 35 por ciento del impuesto a las Ganancias y las cargas sociales del personal.

Dijo que con esta política tributaria las consecuencias serán que cierran comercios y se pierdan empleos en el sector. “Todo eso resentirá el tejido social y con qué van a complementar esos empleos que se pierdan, ¿con planes?”, preguntó González.

“¿Cómo competís con esta carga impositiva?”, planteó.

Por eso, dijo que es importante que el director provincial de Rentas pueda escuchar a los comerciantes “y ojalá que podamos llegar a un acuerdo”.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.