Detenidos por contrabandear motos de enduro de Chile

Los santafaelinos que fueron detenidos en Neuquén, a raíz de contrabandear dos motos enduro cero kilómetro que habían adquirido en Chile, enfrentan duras penas de acuerdo a la legislación penal vigente.

El hecho de haber vulnerado los controles fronterizos, impuestos para el registro de bienes adquiridos fuera del país y que pretenden ser ingresados a territorio argentino, genera el delito de “contrabando”, previsto en el Título I de los Delitos Aduaneros del Código Penal. Por estar involucradas más de tres personas, el delito se agrava, lo que figura en el inciso “a” del artículo 865 y establece, para quienes incurren en ese hecho, penas que van desde los 4 a los 10 años de prisión.

Si bien los pasos fronterizos de Mendoza están controlados respecto a este tipo de maniobras, a lo largo del país, en la frontera con Chile, existen las denominadas “vías alternativas”, donde la presencia de personal aduanero y Gendarmería Nacional es baja o prácticamente nula. Así, existen personas que cruzan a Chile, adquieren determinados productos y, gracias a la ayuda de baqueanos, a cambio de una remuneración, los transfieren a territorio argentino sin el correspondiente control fronterizo. Esas prácticas son habituales en el norte argentino (límites con Bolivia y Paraguay), pero evidentemente también suceden en la frontera argentino-chilena, ya que de no ser por el accionar de la Policía Federal Argentina (que no tiene intervención en los pasos), no se hubiera evitado el caso de contrabando.

Ahora bien, según pudo averiguar Diario San Rafael, la compra de motos en el vecino país y el traslado ilegal hacia Argentina no es nueva, principalmente aquellas destinadas a competición, dado que muchos evitan asentarlas en los registros públicos del automotor, a pesar de que existe una normativa sancionada en 2011 y que obliga a inscribirlas.

Trazando un  paralelismo de precios entre Argentina y Chile respecto de las motos que intentaban cruzar los sanrafaelinos detenidos la diferencia es notoria, pero los valores de los vehículos son exorbitantes en relación al límite que una persona puede cruzar de un país a otro. Los bienes que adquieran cuatro personas en Chile y luego transporten a Argentina, no deben superar el valor total de 600 dólares (poco menos de 9.500 pesos argentinos). De ser mayor la valuación, AFIP grava el 50% del valor del excedente.

En el caso de las motos, cada una cuesta, en Chile, no menos de 6.000 dólares y si bien el precio es muchísimo más bajo que en nuestro país, en este caso los infractores pretendieron eludir la Aduana, donde inevitablemente debían registrar los vehículos.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.