Defensoría del Pueblo, a debate legislativo

«Es una deuda con la sociedad de diez años» reflexionó el legislador Mario Pilatti, durante el debate en comisión tras el cual se acordó comenzar con el tratamiento de los proyectos de ley que crean la figura del Defensor del Pueblo. La institución fue formalizada en la constitución provincial tras la reforma de 2006, pero nunca implementada.

Durante la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales se consensuó debatir los proyectos que ya tienen ingreso legislativo, uno del MPN y otro del Frente Renovador; que se suman a otras dos iniciativas presentadas en la gestión anterior y que se encuentran en la comisión de Asuntos Municipales, así como seis proyectos que fueron girados a archivo. El acuerdo implica además la formación de un espacio de análisis con asesores que estudiarán todas las iniciativas. 

Pilatti dijo que es un camino “que hay que emprenderlo con un nivel de consenso importante si no queremos ir a una frustración” y planteó que los puntos de discusión que presentan los proyectos son el mecanismo de selección; requisitos; cantidad de defensores adjuntos y la vinculación entre presupuesto y estructura de funcionamiento.

Explicó que el proyecto del oficialismo contempla el funcionamiento de una comisión de selección dentro de la Legislatura que entrevistará a los postulantes y elevará una terna de candidatos al recinto, y tendrá una composición igual a la de las comisiones permanentes. Proyectó que esa comisión funcionará durante seis meses y se disolverá una vez que esté designado el Defensor. Agregó que todo asunto posterior vinculado a la Defensoría que requiera intervención legislativa se tratará en la comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia.

Gabriel Tom Romero, del Frente Renovador y autor de otra iniciativa, celebró el tratamiento del proyecto y recalcó la voluntad de “hacer una Defensoría del Pueblo que no sea un elefante del Estado sino algo austero pero que cumpla su función”.

Al respecto, dijo que la Defensoría está planteada como un órgano independiente instituido en el ámbito del poder Legislativo con autonomía funcional y subrayó que su proyecto propone dos defensores adjuntos “para poder hacer un trabajo más eficiente y regionalizado”. Agregó que los requisitos para ocupar el cargo serán los mismos que para ser diputados y, en ese sentido, planteó dudas sobre el requisito del título de abogado que propone el MPN para el defensor adjunto.

 

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.