Aumentó en un 10% el total de inscriptos en el Registro de Deudores Alimentarios

Desde su creación en 2001 hasta la fecha hay un total de 348 personas inscriptas como deudoras morosas

La subsecretaría de Derechos Humanos, dependiente del ministerio de Ciudadanía, registro en el este primer semestre del año un incremento del 10% en las inscripciones al Registro Provincial de Deudores Alimentarios Morosos.

Según los datos recabados por el registro, en 2015 se registraron 47 altas y en 2016 se inscribieron 48 deudores, mientras que sólo en el primer semestre de este año ya se han registrado 38 inscriptos, incrementando de esta manera en un 10% el número de inscripciones con respecto al año pasado.

Desde su creación en 2001 hasta la fecha hay un total de 348 personas inscriptas como deudoras morosas, en este sentido cabe destacar que entre el 2016 y lo que va del 2017 la cantidad de personas que fueron dadas de baja como deudores morosos no llega a 10.

El registro provincial de deudores alimentarios fue creado y comenzó a funcionar a mediados de 2001, tal como lo establece la Ley Nº 2333, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 47 de la Constitución provincial, el Código Civil y el artículo 10º de la Ley provincial 2302, que establece la protección integral del niño y del adolescente.

Entre sus funciones se destacan la de llevar adelante el listado de deudores morosos, expedir los certificados de libre deuda alimentaria, informar trimestralmente a las dependencias del Estado Provincial pertinentes, y articular con el Consejo Provincial de la niñez, adolescencia y familia acciones tendientes a la sensibilización y concienciación de la sociedad sobre los derechos de niños, niñas y adolescentes.

La prestación de alimentos, además de la comida, comprende lo necesario para vivir dignamente: habitación, vestuario, asistencia médica, lo necesario para el acceso a la educación, así como puede ser la recreación, salidas, etcétera.

La subsecretaria de Derechos Humanos, Alicia Comelli expresó que “uno de los temas que más nos inquieta tiene que ver con el cumplimiento o no, en este caso, de las obligaciones que tienen los progenitores o responsables para con los niños, niñas y adolescentes. Lo que venimos notando es que permanentemente se va incrementando el número de altas y son muy pocas las bajas, es decir de aquellos que efectivamente regularizan su situación y son notificados en el registro.”

En este sentido, destacó que “sin ir más lejos, este año nada más en el primer semestre ya estamos en un 10% más de lo que fue el año 2016 y esto es preocupante, por eso estamos trabajando en una fuerte campaña en relación a lo que son las obligaciones alimentarias, quienes son los obligados y efectivamente todo el universo que trata la temática.”

Además, la subsecretaria explicó que uno de los parámetros sobre esta situación nos lo da los datos del registro provincial de deudores alimentarios morosos que depende de la subsecretaría de Derechos Humanos, en el cual se inscriben a todos aquellos morosos en cumplir con la obligación, siempre en este caso por orden judicial.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.